Puntos para un acuerdo concertado sobre la política pública frente a la Cultura y las Artes en Colombia

0

(Documento abierto a los colombianos y colombianas y que será entregado al señor presidente de la república, Juan Manuel Santos, y a la ministra de cultura, Mariana Garcés, será leído en el congreso de la república en audiencia pública, y repartido a los medios de comunicación y al movimiento cultural)

EL 27 de Marzo, Día Internacional del Teatro, fecha en la que el mundo celebra la dignidad de este oficio, los artistas de teatro, conjuntamente con creadores de otras disciplinas, salimos a las calles no sólo para celebrar sino también para protestar, para poner en conocimiento de todos nuestros conciudadanos la crisis por la que está atravesando la cultura y elevar ante el presidente Juan Manuel Santos en su calidad de Jefe de Estado y premio Nobel de Paz nuestras voces de indignación y preocupación, surgidas de la extrañeza con que vemos cómo paulatinamente el Sistema Nacional de Cultura, que incluye indudablemente al Ministerio y sus políticas, se ha venido deteriorando de manera dramática, hasta llegar al estado de postración que hoy nos mueve a clamar en tono alto: ¿qué pasa con la cultura nacional y el arte en particular en su administración, señor presidente?
Teniendo en cuenta que Colombia se encuentra en estado de construcción de un nuevo país en Paz y con Justicia Social, y que las organizaciones sociales y muchas de las organizaciones políticas están haciendo esfuerzos en ese propósito,
Que centenares de miles de ciudadanos se han movilizado a lo largo y ancho del país para que sus propuestas políticas de inclusión y de convivencia sean escuchadas e incluidas,
Que tantos años de guerra y de violencia han producido una verdadera mutación en la cultura que impide que la necesaria y urgente reconciliación sea posible; mutación que se evidencia en la dificultad enorme de que la Paz sea comprendida y aceptada por una parte importante del país,
Que el movimiento de artistas e intelectuales debería ser, como sucede en muchas partes del mundo en épocas de crisis, un actor fundamental en la construcción de nuevas matrices de opinión humanistas que conlleven a este propósito,
Que no existe una política cultural a corto, mediano y largo plazo que coadyuve a la solución de la crisis, frente a los tiempos que vivimos por el nuevo país que se necesita para llegar a tener un verdadero Estado Social de Derecho que garantice la No Repetición, para lo cual se requiere tener en alta consideración y respeto el trabajo creativo, las obras de los artistas y sus propuestas, así como el derecho inalienable que tiene la sociedad de acceder a las obras de arte y a la cultura.
Teniendo en cuenta que Colombia es un país con enormes riquezas, no sólo naturales sino humanas, puede, con seguridad, aportar al mundo un necesario cambio de paradigmas frente al modelo pragmático economicista que mira la naturaleza y la cultura exclusivamente como el beneficio para las industrias. Ese modelo está haciendo crisis. Consideramos entonces que es urgente intervenir para preservar la cultura y el arte..
Las y los artistas tenemos el sentimiento generalizado de un casi total abandono por parte del Estado. Si bien se reparten escasos recursos, los presupuestos han sido dramáticamente recortados y su destinación no ha sido producto de políticas de concertación con el sector. La reglamentación para el acceso a programas y presupuestos es cada vez más elitista, lo cual dificulta enormemente que los grupos y movimientos alternativos y regionales puedan acceder a dichos programas y presupuestos. Estos vienen siendo reducidos en forma drástica, quizás debido a que la cultura sigue siendo vista como algo suntuario. El Congreso de la República, los entes de control y las Cortes han olvidado su deber de proteger en todo tiempo, circunstancia y modo la cultura y el arte que son  alma y fundamento de la nación, como está consignado en la Constitución.
Uno de los asuntos prioritarios es la revisión de la Ley  sobre la  llamada “Economía Naranja”. Que quede claro que no estamos en contra de las industrias culturales ni de que existan incentivos para las empresas que inviertan en cultura.. Pero creemos que tal y como está planteado en ese proyecto de ley, se niega la importancia y el valor de la diversidad cultural y del arte que deben ser protegidos por el Estado. Son  valores intangibles que contribuyen a desarrollar el alma de la nación. Proponemos, por lo tanto una revisión inmediata de este proyecto por parte de una comisión tripartita, compuesta por Estado, artistas y legisladores
La llamada Economía Naranja es un proyecto de ley del Centro Democrático, cuyo líder exterminó de un plumazo a la Orquesta Sinfónica Nacional, y que, ahora,  sin ninguna autoridad moral, pretende imponer en Colombia un modelo cultural que privilegia la rentabilidad en la producción cultural sobre el valor espiritual de la cultura.
Tal como se ha señalado en diversas fuentes, la economía de la cultura le aporta cerca del 3% al producto interno bruto del país. Sin embargo, la inversión del Estado en el sector, corresponde tan sólo al 0,16 del presupuesto general de la nación. La semana pasada el gobierno radicó un proyecto de ley de adición presupuestal, que asciende a 6,2 billones de pesos. Vemos con preocupación que la distribución anunciada de estos recursos dejaría olvidada, una vez más, a la cultura. Según esto, al ministerio de educación le serían adicionados 1,2 billones de pesos, que se sumarían a los casi 34 billones con los que ya cuenta. No puede hablarse de educación sin la cultura y el arte. Por esta razón, solicitamos al congreso de la República que la adición presupuestal que se discutirá próximamente asigne estos 1,2 billones de pesos al sector cultura, para subsanar los recortes al ministerio de cultura y que estos sean distribuidos de acuerdo a los programas que se han visto afectados y al borde de la desaparición en los últimos años, en concertación con los artistas y trabajadores de la cultura.
Que quede claro que la Cultura y el arte no sólo aportan al desarrollo económico, aportan al desarrollo humano que es el más importante. Contribuyen a retejer los lazos sociales rotos por tantos años de violencia y desafecto. Por el contrario, en épocas de crisis,  lo más adecuado,  es recuperar la sensibilidad social. No bastan las leyes, ni los tratados, no bastan los planes de desarrollo, ni los programas sociales si estos no se convierten en cultura. Hace falta una decidida voluntad política para transformar la cultura de la retaliación en cultura de la reconciliación.
El gobierno nacional no ha atendido las propuestas de los artistas, no ha querido diseñar una política que vincule activamente  las artes y  la cultura a la Paz, no ha escuchado al movimiento cultural y artístico Este sector tiene que ser tenido en cuenta en la reconstrucción y construcción del nuevo país.
En la educación artística es necesario tener en cuenta experiencias paradigmáticas. Una gran oportunidad existe en la experiencia de Bogotá entre 2012 y 2015, en donde las secretarías de educación y de cultura se unieron para desarrollar la inclusión en la formación artística y deportiva de manera integral, programa que tuvo resultados exitosos, a tal punto que su gobierno, desde 2014, adoptó bajo el nombre de Jornada única. Por ello, proponemos que el gobierno nacional cree un convenio especial para que los artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura se vinculen a la implementación de la jornada única en todo el país.
Durante lustros la Nación y el mundo han sido testigos de los enormes esfuerzos que hacemos los artistas y trabajadores de la cultura todos los días por mantener vivo el  acervo cultural y patrimonial. Este acervo  proveerá  a las futuras  generaciones de  fundamentos para la reflexión, el disfrute, la sensibilización, la   enseñanza, y, al mismo tiempo, la contemplación. Es por ello, que nos asombra el trato denigrante, por decir lo menos, como se trata en este país la cultura y el  arte y por ende a los artistas en todas sus formas y etapas de producción creativa.
Debido a la ausencia de una política cultural coherente y de Estado,  existe un malestar generalizado en la cultura y en el arte, malestar que no ha tenido posibilidades de expresarse. Un ejemplo palpable el Plan Nacional de Teatro que fue una creación concertada entre el Ministerio y el Movimiento Teatral, y, sin explicación clara, posteriormente fue archivado.
Nos indigna ver que junto a las acciones que emanan del Ministerio de Cultura se sumen ahora las del Ministerio de Hacienda en contra de las entidades artísticas sin ánimo de lucro, asunto que afecta a la mayoría de artistas y grupos. No es aceptable que escudados en la necesaria transparencia, se nos coloque en condición de inferioridad para contratar o convenir con el Estado, dejando sólo esa posibilidad a aquellas organizaciones que  tengan importantes recursos económicos. Por eso, vemos con enorme preocupación, el decreto 092 de 2017 que excluye a los grupos y a los artistas con escasos recursos de contratar con el estado o los reduce a la tercerización..
En esa perversa lectura que se ha venido haciendo de nuestro trabajo, han venido surgiendo propuestas de otros sectores sociales y económicos que sin mediar razón alguna, nos quieren representar  y colocar en “minoría de edad”, so pretexto de ayudarnos a ser económicamente fuertes, sin tener en cuenta nuestra opinión.
Claro que diferenciamos entre un proceso creativo autónomo, las empresas creadoras, las industrias culturales y las industrias del entretenimiento. Y,  valoramos la existencia de cada una de ellas. Pero no se deben confundir sus campos de acción, sus resultados y  su permanencia-.
Creemos, sin embargo, que crisis quiere decir oportunidad y venimos con el mejor de los ánimos, pero también con el malestar que nos aqueja,  a proponer estos puntos urgentes que pueden contribuir a salir de este desencuentro cultural y ayudar al país desde la cultura a la construcción de la Paz y de la Justicia Cultural como parte de la justicia social. Pero también venimos a iniciar de una vez por todas, un diálogo reiteradamente aplazado, entre el gobierno y los artistas para que el trabajo creador sea reconocido y dignificado. Y, para que en esta importante etapa se cuente con este potencial humano y con sus obras.
PUNTOS 
1.- QUE UN COLECTIVO DE ARTISTAS, CONJUNTAMENTE CON EXPERTOS EN LEGISLACIÓN, ELABORE EL PLAN NACIONAL DE CULTURA A 15 AÑOS, UN PLAN QUE CORRESPONDA A LAS VERDADERAS NECESIDADES DEL PAÍS Y DE LOS ARTISTAS
2.- QUE SE REVISE LA LEY GENERAL DE CULTURA Y QUE ELLA TENGA EL MAYOR CONSENSO POSIBLE EN EL MOVIMIENTO CULTURAL Y ARTÍSTICO
3.-QUE SE REDACTE UNA LEY GENERAL PARA LOS ARTISTAS EN LA QUE SE INCLUYA LA CONDICIÓN SOCIAL DE QUIENES SE DEDICAN A ESTE OFICIO DE MANERA SISTEMÁTICA, TENIENDO EN CUENTA LAS RECOMENDACIONES ELABORADAS PARA TAL FIN POR LA UNESCO
4.- QUE SE APROPIE AL MENOS EL 2% DEL PRESUPUESTO NACIONAL PARA LA CULTURA, TAL COMO RECOMIENDA LA UNESCO
5.-QUE SE CREE UN INSTITUTO NACIONAL DESCENTRALIZADO PARA LAS ARTES Y LAS LETRAS CON PRESUPUESTO PROPIO Y AUTONOMÍA ADMINISTRATIVA.
6.- QUE SE CREE UNA LEY ESTATUTARIA PARA QUE LA ENSEÑANZA ARTÍSTICA HAGA PARTE DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL
7.- QUE SE REFORME LA LEY DEL TEATRO PARA QUE ESTA PUEDA TENER EL  PRESUPUESTO  Y LA PARTICIPACIÓN .NECESARIOS.
8.- QUE SE CREE DE INMEDIATO UNA COMISIÓN QUE REVISE EL PROYECTO EN MARCHA DE ECONOMÍA NARANJA
9.- QUE SE APROPIE UN PRESUPUESTO PARA QUE LAS Y LOS ARTISTAS, CUYA VIDA HAYA SIDO DEDICADA A LA CREACIÓN EN EL ARTE PUEDAN DISFRUTAR DE UNA PENSIÓN.
10.-QUE SE INCLUYA EN TODOS LOS PLANES DE IMPLEMENTACIÓN DE LA PAZ, EL ARTE Y LA CULTURA COMO PARTE INTEGRAL. Y QUE DE LOS APORTES NACIONALES, REGIONALES E INTERNACIONALES PARA EL POSTCONFLICTO SE HAGA UN FONDO ESPECIAL PARA LA CULTURA Y EL ARTE POR LA  PAZ
11.- QUE SE CREE UNA LEY DE ESTÍMULOS PARA  LOS Y LAS ARTISTAS Y GRUPOS DE PERMANENTE DEDICACIÓN SISTEMÁTICA Y DE LARGA TRAYECTORIA PARA QUE SU SOBREVIVENCIA NO DEPENDA DE LAS CONVOCATORIAS.
12.- QUE SE REVISE EL ESTADO DE LA CULTURA Y DEL ARTE EN  LOS TRATADOS INTERNACIONALES COMERCIALES Y QUE EN LOS FUTUROS A SUSCRIBIR  SE APLIQUE LA CLÁUSULA DE “EXCEPCIÓN CULTURAL”, COMO LO HACEN PAÍSES COMO FRANCIA Y CANADÁ
13.- QUE EN MINCULTURA Y EN LA CANCILLERÍA SE CREE UNA POLÍTICA CULTURAL DE RELACIONES INTERNACIONALES CON PARTICIPACIÓN DE LOS ARTISTAS, QUE SE HAGA UN PORTAFOLIO ABIERTO DE LOS GRUPOS Y DE PERSONAS DE DEDICACIÓN SISTEMÁTICA Y QUE ESTE SEA ALIMENTADO DE MANERA PERMANENTE PARA QUE LOS FESTIVALES, ENCUENTROS Y SIMPOSIOS QUE SE REALICEN EN EL MUNDO TENGAN LA POSIBILIDAD DE CONSULTARLO.
14.-QUE SE HAGA UNA POLÍTICA DE ESTÍMULOS PARA LOS ARTISTAS Y GRUPOS COLOMBIANOS QUE VIVEN EN EL EXTERIOR.
15.- QUE LOS PRESUPUESTOS PARA LOS PROGRAMAS NACIONALES DE ESTÍMULOS SE INCREMENTEN Y QUE SU PARTICIPACIÓN NO SEA CONDICIONADA A UNOS DETERMINADOS TEXTOS.
16.- QUE SE REVOQUEN LAS LESIVAS EXIGENCIAS DEL DECRETO 092 DE 2017, PARA LAS ORGANIZACIONES ARTÍSTICAS  SIN ÁNIMO DE LUCRO
17.- QUE SE SUSCRIBA UN CONVENIO INTERINSTITUCIONAL ENTRE EL MINISTERIO DE CULTURA Y EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN CON RECURSOS SUFICIENTES PARA VINCULAR A LOS ARTISTAS Y GESTORES CULTURALES  EN LA ENSEÑANZA Y  A LAS PRÁCTICAS ARTÍSTICAS DE LOS ESTUDIANTES Y MAESTROS EN EL MARCO DE LA JORNADA ÚNICA COMO PARTE ORGÁNICA DE LA POLITICA EDUCATIVA
18.-QUE SE MANTENGA Y SE INCREMENTE EL PROGRAMA DE SALAS CONCERTADAS, EMBLEMA DE LAS POLÍTICAS DE CONCERTACIÓN.
19.-QUE SE REALICE A LA MAYOR BREVEDAD UN SIMPOSIO MUNDIAL CON PRESENCIA DE LA UNESCO Y DE LAS DIFERENTES ENTIDADES DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL SOBRE EL PAPEL DEL ARTE Y LA CULTURA EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ
20.- QUE EL CONVENIO ENTRE EL MINISTERIO DE CULTURA Y LA CANCILLERÍA CUENTE CON UNA  VEEDURÍA DE LOS ARTISTAS PARA TRAZAR LAS POLÍTICAS CULTURALES INTERNACIONALES.
21.-QUE SE ADICIONE AL PRESUPUESTO GENERAL DE LA NACIÓN 1,2 BILLONES DE PESOS, CON EL FIN DE RECUPERAR Y REVITALIZAR TODOS LOS PROGRAMAS CULTURALES Y DE ARTES, VARIOS DE LOS CUALES HOY DÍA SE ENCUENTRAN EN VÍA DE EXTINCIÓN. Y QUE, LA DISTRIBUCIÓN DE LOS MISMOS SEA CONCERTADA CON LOS ARTISTAS Y TRABAJADORES DE LA CULTURA.
21.- QUE SE REALICE A LA MAYOR BREVEDAD UN ENCUENTRO MINISTERIO DE CULTURA ARTISTAS DEL MOVIMIENTO 27 DE MARZO PARA LOGRAR EL CUMPLIMIENTO Y LA VIABILIDAD DE LOS PUNTOS AQUÍ EXPRESADOS.
COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE
MOVIMIENTO 27 DE MARZO
Share.

About Author

Artículo publicado por el equipo editorial de Primera Plana

Leave A Reply